“Ibias está por explotar, necesita emprendedores y que el medio rural se profesionalice”

0
1625

Entrevista a Gemma Álvarez, alcaldesa de Ibias

La política de partidos se diluye en los pueblos, lo realmente importante es quiénes lo habitan. Fue la fuerza menos votada, pero la edil del Partido Popular, Gemma Álvarez, fue investida como alcaldesa de Ibias en las pasadas elecciones -2019- gracias al apoyo de dos concejales de Nós por Ibias y de Foro con el objetivo de dejar a un lado las siglas políticas y trabajar de forma conjunta en pro del municipio. “Fue todo muy imprevisto. Nunca había estado vinculada a la política ni a ningún partido político pero me gustó mucho la idea de formar parte de un grupo de gente joven, personas que organizaban diversas actividades en el concejo y que involucrasen en la política municipal, aunque solo salí elegida yo”. Nacida en San Antolín de Ibias en 1989, dejó el concejo para continuar sus estudios a los 16 años, y ahora retornó a su origen para trabajar por el entorno que la vio nacer. Compagina la labor de primer edil con la de técnico de laboratorio en el Hospital Severo Ochoa de Cangas del Narcea.

El esfuerzo y el tiempo que se necesita para atender la alcaldía de un pequeño pueblo, como son la inmensa mayoría de la provincia, es un hándicap. “Los vestuarios de las piscinas para poder abrirlas este año los pinté yo. Al final los ratos libres los tienes para eso. No hay dinero para pagar una empresa y no me lleva dejarlo sin hacer”.

Ibias en 300 kilómetros cuadrados alberga 1251 habitantes censados, “pero que vivamos aquí todo el año no llega ni a 700”. Con una edad media de 70 años, Álvarez apuesta por profesionalizar los recursos de la zona para fijar vecinos en edad laboral.

-¿Qué necesita Ibias?

-Gente con ganas de quedarse. Personas que quieran emprender. Ibias está por explotar y todos los recursos que tiene los explotan foráneos que no dejan ningún tipo de aportación económica en el concejo. Necesita gente con ganas, emprendedores.

-¿Existen salidas profesionales?

Sí. Tanto para mujeres como hombres. En general, en el medio rural lo que se necesita es profesionalizarse. Se necesita conocer el potencial de los recursos que tienes y conseguir que se conviertan en tu modo de vida. Por ejemplo, aquí hay soutos –conjunto de castaños- abandonados en los que no se recogen las castañas y en Galicia ves que se venden una barbaridad. Se trata de profesionalizar lo que viste toda la vida, como el vino o la miel. Aquí parece que no está bien visto vivir de lo que toda la vida tuviste a pie de casa. No lo ven como algo digno y hay que cambiar la mentalidad.

-¿Hay prevista alguna actuación en esa línea?

-Están en proceso varios proyectos formativos. En cuanto a la gestión de montes, aquí los montes son vecinales en mano común, y queremos hacer este año unas charlas informativas para dar a conocer su potencial. No es solo cortar pino sino que puede tener un aporte económico importante durante todo el año para el concejo y no solo época de tala. Además, con cargo a fondos LEADER tenemos previsto realizar un curso de tutorización empresarial en el ámbito del queso que permitirá el acompañamiento desde la elaboración hasta su gestión.

-El concejo dispone de unas características notorias para la producción del vino. ¿Se barajan opciones para su promoción?

-Estamos intentando, ya llevamos el proyecto a la Consejería de Educación en colaboración con las bodegas de aquí, que incluyan el ciclo de formación en vitivinicultura en el colegio de San Antolín de Ibias. Tiene capacidad para 500 alumnos y cursan unos 40. Está desaprovechado y esta zona para el vino es la mejor. El vino siempre fue un hobby en Ibias. Queremos que la gente joven se forme y se profesionalice montando una bodega o en la producción de uva y pueda vivir de ello.

-Hoy día, para fijar población además de infraestructuras se necesita buena conexión a Internet. ¿Se está trabajando en su mejora?

-La conexión a internet es deficitaria. Tenemos un proyecto piloto con cargo a los fondos Mineros. Se trata de una iniciativa de compra de innovación pública en el que tú planteas el problema que existe en cuanto a la cobertura y son las empresas las que proponen la solución. Internet permitiría desarrollar muchas actividades profesionales desde el pueblo, lo que facilitaría a más personas residir en él.