Innovación autóctona y femenina

0
652

Mirian Gutiérrez dirige ´El Sentir de la Braña´, una comercializadora de “carne de casa” procedente de terneros criados de manera tradicional, “que están lactando con sus madres hasta los siete u ocho meses y que son pasteros”, y con origen en la ganadería familiar. Su proyecto recibió el reconocimiento como emprendedora por la Asociación de Mujeres Campesinas de Asturias (AMCA).

Potenciar el producto autóctono y darle un valor añadido. Es un proyecto con sello femenino, innovador pero anclado en el medio rural, que sabe cómo sacar provecho al sector, el primario, que pierde trabajadores al mismo ritmo que las ciudades ganan habitantes. Mirian Gutiérrez, natural de Llanos, concejo de Aller, sabe lo bien que se vive en el campo. Aunque en la actualidad “estamos a caballo entre Llanos y Oviedo”, sus raíces rurales y ganaderas la hicieron emprender e instaurar ´El Sentir de la Braña´. Un proyecto, en marcha desde el pasado mes de abril, con origen en la explotación ganadera de su madre, María Adelina González, que acerca al consumidor carne fresca y certificada por  Identificación Geográfica Protegida Ternera Asturiana.

Un nicho aún sin explotar: “detectamos la dificultad que había para comprar carne de casa; Carne de terneros que están lactando con sus madres hasta los siete u ocho meses, que son pasteros y no están en la cuadra. Como los criaban y crían mis padres porque su carne es la que comercializo. Nosotros cebamos exclusivamente con maíz y cebada, y libres de antibióticos”. Esta iniciativa recibió el reconocimiento por la Asociación de Mujeres Campesinas de Asturias, AMCA. Y es que según sus adeptos, la calidad del género es notable, con un sabor que los acerca a “como sabia la carne de antes, a la que guisaban nuestras abuelas”. El ganado, unas 60 cabezas de Asturiana de los Valles, desde el 1 de junio hasta septiembre está en el puerto de Braña. Esta trashumancia ya la practicaba su padre con nueve años, recuerda esta emprendedora. El invierno lo pasan en Llanera, “porque la temperatura es más liviana”. En primavera y en otoño permanece en Llanos.

Los tiempos cambian, Mirian lo sabe. Es por ello que la costumbre de antaño de sacrificar un ternero para el año y congelarlo por partes ya no es lo habitual, “especialmente en las zonas más urbanas”. Por ello, ofrece a los consumidores mensualmente cuatro packs diferentes de cinco kilos, “cada pack tiene su particularidad. Los vamos adecuando a lo que nos va demandando el cliente. Por ejemplo, ahora en invierno la gente va buscando más lo de guisar. En verano queremos adaptar un pedido para barbacoa”. Éstos están compuestos principalmente por filetes, carne picada, costilla, chuleta, un trozo para guisar, entre demás variedad, despiezado y envasado al vacío en el día. “La carne cuanto más fresca mejor. Cuando se congela conserva sus cualidades pero por un tiempo determinado”. En el etiquetado, recomienda la preservación por seis meses “porque considero que durante ese periodo la carne conserva sus cualidades organolépticas”.

La rutina es la siguiente: “nosotros llevamos el ternero un jueves por la tarde al matadero y lo sacrifican el viernes por la mañana. El lunes, tras haber pasado la fase de rigor mortis, lo despiezamos y lo envasamos en paquetes pequeños que sean manejables para el congelador. Organizamos los pedidos y desde allí salimos con una furgoneta frigorífica para repartir”.

Afincada en el sector de la construcción e inmobiliario, y pasar por San Sebastián y la comunidad de Zamora, tras ser madre  de gemelos hoy con 3 años y ante la necesidad de conciliar, se decidió a concebir ‘El Sentir de la Braña’ en su pueblo natal, y así no depender de “un horario laboral estricto”. Miriam es modesta a la hora de hablar de éxito, sin embargo el volumen de demanda es más que significativo. Ya a mediados de diciembre tiene vendido el ternero de enero y está atendiendo los pedidos para el mes de febrero: “de momento estamos valorando la rentabilidad”, aunque avanza que “la previsión es matar cada dos o tres semanas para poder servir todos los encargos”.

El Futuro

Su formación en el campo de la Administración y Finanzas la hace reinventar y perfeccionar de forma continua su negocio. Entre sus objetivos inmediatos es abrir una tienda online. No obstante, en www.elsentirdelabraña.es está toda la información para conseguir la carne. A futuro, Mirian pretende crear un modelo de suscripción mensual para así asegurar “que nadie se quede sin la carne, que no me tengan que llamar para encargar su pack. El cliente habitual cada primer lunes de mes recibirá su pedido salvo que me comuniquen lo contrario”. Es tal su preocupación por ofertar un producto de excelencia que, “vamos a crear una red de ganaderos locales para que nos suministren terneros”, pero siempre que cumplan con su filosofía de preservar la calidad del cebo y de bienestar animal.