María Jesús Álvarez: “Desde la coeducación se puede construir una sociedad realmente igualitaria”

0
765

Nacida en Pravia en 1962, donde inició su carrera política como concejal, María Jesús Álvarez acumula una dilatada experiencia política. Fue diputada autonómica por la circunscripción occidental durante 20 años. Entre 1999 y 2011 fue la presidenta de la Junta General del Principado, y en 2012, hasta 2015, fue consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos y de Desarrollo Rural y Recursos Naturales la legislatura siguiente. En 2019 llegó al Senado. En la Cámara Alta presidió la Comisión Especial de Seguimiento del Pacto Estado contra la Violencia de Género, “una experiencia de suma relevancia que me dio la perspectiva de lo que se está haciendo en el tema en el conjunto del territorio”, y regresó a Asturias para ponerse al frente, el pasado agosto, de un área transversal que va desde la educación a la abolición de la prostitución o la brecha salarial, la dirección general de Igualdad del Principado, “un reto muy importante desde el punto de vista personal y político porque la igualdad es una de las señas de identidad del Gobierno que preside Adrián Barbón”. Por ello, “es una política importante y si puedo aportar mi experiencia y capacidad a este objetivo de la igualdad y de lucha contra la violencia de género estoy encantada de hacerlo”.

-¿Cuáles son los principales retos de esta legislatura?

-Asturias tiene una dilatada trayectoria en el desarrollo de políticas de igualdad. Como es
un referente a nivel nacional e incluso a nivel europeo, es muy importante consolidar la red de recursos que tenemos en la región, desde los centros asesores de la mujer, que acercan las posibilidades de apoyo y asesoramiento a todo el territorito, y sobre todo en el medio rural, hasta recursos como la Casa Malva y la red de casas de acogida y de pisos tutelados en colaboración con los ayuntamientos. Asimismo, disponemos del Centro de Crisis, un equipamiento que Asturias puso en marcha en 2020 y que ahora se está extendiendo a las demás comunidades autónomas. Por todo ello, hay que sostener esta red de recursos y fortalecerla porque es muy importante para atender a las mujeres. Además, hay que poner atención a lo referente a la igualdad y atajar las brechas; la salarial, digital y laboral. Sin olvidar que hay que incidir en que la conciliación no puede depender exclusivamente de las mujeres y hay que abordar desde la coeducación la construcción de una sociedad que sea realmente igualitaria.

-¿En qué se ha avanzado hasta el momento?
-Hemos avanzado en muchos ámbitos. De hecho, no nos reconocemos en la sociedad que éramos hace muy poco tiempo. En España, el avance de las mujeres tiene un punto de inflexión; el momento en que se aprueban dos leyes precursoras en el espacio europeo, que son la Ley Integral contra la Violencia de Género y la Ley de Igualdad. Es cierto que estas medidas se han ido fortaleciendo con el Pacto de Estado. Algo de suma importancia
ya que el hecho de que exista un Pacto de Estado entorno a una política concreta indica que es la voluntad de todas las fuerzas políticas y parlamentarias, con el apoyo del movimiento asociativo de mujeres, para apostar en líneas estratégicas, políticas y financieras, que adopten medidas apropiadas que faciliten la coordinación entre administraciones y departamentos, y sobre todo que saca del debate político los temas que tiene que ver con la violencia contra las mujeres.

-Uno de los objetivos del Principado es abolir la prostitución. ¿Qué avances se han conseguido?

-La estrategia abolicionista que se aprobó en marzo de 2023 nos está permitiendo, a través de un órgano participativo muy importante que es la mesa técnica de trata, ejecutar pasos previstos en esa estrategia. Hemos encargado un primer análisis diagnóstico que va abordar los datos que existen sobre la prostitución y la trata con fines de explotación sexual en Asturias desde el punto de vista cuantitativo.

-¿Cómo consiguen recabar la información?

-Contamos con la información que tienen las entidades que trabajan con mujeres en entornos de prostitución y de explotación sexual. Queremos que a partir de este análisis se puedan adoptar otras medidas. Al final, lo que pretende la estrategia es que Asturias sea una comunidad abolicionista. Queremos abolir la prostitución y la trata.
Otro segundo paso que hemos dado es identificar la necesidad de hacer campañas desensibilización que queremos que se dirijan a los jóvenes para desincentivar el acceso a la prostitución enfrentando la realidad. No se puede confundir la prostitución con el ocio. Detrás de la prostitución hay una explotación sexual evidente, hay una esclavitud innecesaria e insoportable en el siglo XXI. Hay gran preocupación por la violencia sexual entre los jóvenes.

-En este sentido, en materia de educación, ¿en qué se está trabajando?

-Nos está dando mucha información lo que ocurre en el Centro de Crisis, que abrió sus
puertas en noviembre de 2020, y es un recurso que desgraciadamente se ha quedado pequeño. Por ello, en estos momentos, estamos inmersos en la compra de un nuevo edificio para tener unas instalaciones que nos permitan dar mejor respuesta a las mujeres. Desde que se abrió el Centro de Crisis hasta el último día del mes de abril, se han conducido al equipamiento 955 personas. De ellas, 650 eran víctimas de violencia. A día de hoy, 569 están dentro del protocolo y están siendo atendidas.

-En esa cifra, ¿se registran menores?

-Sí. 129 son menores. En número de menores es realmente preocupante. Crece mes a mes. De hecho, cuando se abrió el centro, no había un equipo especializado en menores pero se vio la necesitad de tenerlo y en septiembre de 2022.

-¿Qué está pasando con la violencia sexual en jóvenes?
-Seguramente, y según confirman los expertos, que nos falta se tiene que dar en los entornos familiares pero sobre todo en la educación. Por eso, es muy importante fomentar desde la coeducación una sociedad que sea realmente de respeto al otro. De identificación de los valores y de la resolución pacifica de los conflictos. Una sociedad incluyente, que sea tolerante. Y eso se trabaja de forma integral, y trasversal en la escuela.

-¿Qué ocurre con la pornografía?

-Seguramente, y también según los expertos, es de fácil acceso a los menores y se ha convertido en escuela de educación sexual y la realmente es, es una escuela de violencia. Por lo tanto, hay que adoptar medidas en este sentido. A nivel estatal, a finales del año pasado, conocimos la iniciativa del Gobierno central de establecer controles en los sistemas informáticos y en las aplicaciones para que los menores no tengan un acceso tan sencillo. Pero aun queda mucha tarea de concienciación en esta dirección.

-¿Cuál cree que es el papel de la mujer en el medio rural y en el sector primario?

-Es fundamental porque si en una sociedad rural, si en los pueblos, no están las mujeres, la sociedad se queda coja, tuerta y manca. Son las mujeres que siguen en el medio rural las que están incentivando la actividad económica. En Asturias, es clarísimo porque hay muchas mujeres que son titulares de explotaciones agrícolas y ganaderas. De hecho, fueron las mujeres asturianas las que en los años 90 iniciaron los proyectos de turismo rural para diversificar económicamente de la granja. Asimismo, un gran número de iniciativas agroalimentarias están impulsadas por mujeres emprendedoras en el medio rural.
Es cierto que las mujeres rurales tienen problemas específicos por ser mujeres y por ser
rurales. Por ello, es muy importante poner el foco a las mujeres rurales en las políticas públicas.

-¿En qué sentido tiene que trabajar el medio rural para alcanzar la igualdad?
-El machismo está bastante presente en el conjunto de la sociedad, y los estereotipos y los prejuicios siguen estando bastante presentes. En el caso del medio rural no es una excepción.
Me preocupa que en el tema de la corresponsabilidad las mujeres lo tienen más difícil porque hay menos recursos para ayudarlas. Por eso, es muy importante que dispongamos de políticas públicas en las que haya recursos de tipo sanitario y asistenciales; que haya residencias para atender a los mayores, ayuda a domicilio, las escuelas de 0 a 3 años, a parte de un sistema educativo de calidad. En ese sentido, Asturias ha hecho sus deberes y lo seguimos haciendo. El proyecto de escuelas de 0 a 3 años que se está poniendo en marcha en esta legislatura es desde el punto de vista de la igualdad.

-Entonces, ¿en materia de igualdad hay políticas específicas para el medio rural?

-En esta legislatura, el compromiso del Gobierno es elaborar una ley que desarrolle el Estatuto de la Mujer Rural. Para mi es un paso muy importante porque va a identificar aquellos ámbitos en los que es necesaria la puesta en marcha de políticas públicas para que la mujer rural pueda desarrollar su vida desde el punto de vista personal y profesional en el entorno rural.