AMCA y Gure Soroa estrechan lazos entre las mujeres rurales

0
215

Las socias de la Asociación Gure Soroa de Vitoria (Álava) visitaron de Asturias del 24 al 27 de mayo tras ponerse en contacto en febrero con la Asociación de Mujeres Campesinas de Asturias (AMCA) para realizar entre asociaciones empresariales agro-ganaderas un intercambio basado en aprender experiencias entre mujeres rurales de otras partes del Estado, con el fin de coger ideas para los propios negocios y crear redes innovadoras con otras trabajadoras del sector. El compromiso de la AMCA fue de mostrar el funcionamiento de algunas explotaciones y emprendimientos de nuestras socias y de la propia asociación, así como colaborar en la logística del viaje. Además desde la opinan que estas experiencias resultan enriquecedoras creando contactos y redes que perduran en el tiempo.

El día de su llegada, 24 de mayo, visitaron en Coaña a Ana Acevedo de Fabas La Estela, donde estuvieron particularmente interesadas por el cultivo y manejo de la verdina. Ana

Acevedo destaca por sus amplios conocimientos de la faba asturiana y la gran cantidad de merecidos premios a la innovación y a su profesionalidad en el manejo empresarial.

Terminaron el día conociendo a Inmaculada Adeba de Yeguada Albeitar en Oneta (Villayón). Inmaculada es Mujer Rural 2020 y representa el paradigma de explotación familiar en Asturias basado en la diversificación. Precisamente ella y su familia serían los anfitriones en sus instalaciones de Agroturismo, Hotel Rural YEGUADA ALBEITAR, donde se alojaron las socias de Gure Soroa y pudieron disfrutar de las explicaciones de Inmaculada sobre sus 600 cabras selectas de producción láctea o los magníficos caballos CDE para deporte de salto que crían con tanto esmero. Aunque lo primero que impresionó a las visitantes de Euskadi fue el paisaje de mar y montaña para acceder al lugar y la cena con que fueron recibidas.

El segundo día se dirigieron por la mañana a conocer a Cristina Secades y sus fincas próximas al río Aboño en el límite entre Gijón y Llanera. Esta ingeniera forestal se lanzó a cultivar minikiwis ecológicos poco antes del inicio de la pandemia Covid 19. Tras formarse e informarse tanto en el extranjero como en España, tuvo claro que su amor por la naturaleza y el medioambiente combinado con el importante papel que tradicionalmente aportan las campesinas, para producir lo que comemos, eran la clave para crear Kiwín bio: exquisitos kiwines de nueve variedades que empiezan a ser consumidos, también en Asturias.

Por la tarde visitaron a María Monge, setera en ecológico de shii take. Acudieron primero a su finca de cultivo en el concejo de Belmonte de Miranda, donde quedaron gratamente impresionadas por este modelo innovador de cultivo y aprovechamiento del monte. También se trasladaron a su recién inaugurado obrador en el concejo de Salas donde su empresa Shiit-Astur dará mucho que hablar en los próximos meses con el lanzamiento de nuevos productos y servicio a restaurantes.

El jueves, 26 fue la tercera jornada para las socias de la AMCA compartiendo experiencias como emprendedoras en el campo asturiano con la Asociación Gure Soroa de Vitoria (Álava), en esta ocasión por un pueblo de Valdés, Fontoria, donde disfrutaron de “ser apicultoras por un día” con Conchi Pérez de Miel Casa´l Campo que nos mostró sus dos últimos productos que acaba de lanzar al mercado. Siguiendo la estrategia #delagranjaalamesa y con el respaldo de la marca Alimentos del Paraíso Natural.

Y llegó el último día de estancia de las compañeras, y ya amigas, de Gure Soroa con las que la AMCA compartió momentos muy especiales conociendo las experiencias profesionales y vitales como empresarias y mujeres.

Iniciaron la jornada del viernes visitando las Cascadas de Oneta próximas al Hotel Rural

Yeguada Albeitar dónde, y a modo de despedida del establecimiento que las acogió durante su estancia en Asturias, conversaron e intercambiaron interesantes conocimientos y experiencias con Inmaculada Adeba.

Finalmente se trasladaron a una finca en los alrededores de Oviedo para conocer los servicios de la empresa que hace cuatro años creó otra de las socias y emprendedora más activa de la AMCA, Miriam Gutiérrez de El Sentir de Braña, que representa el futuro de la producción cárnica asturiana a 2000 m. de altitud, apostando por el bienestar animal, la calidad y la sostenibilidad de la marca IGP Ternera Asturiana. También asistieron algunas socias del entorno y Flor Tuñón, presidenta de la Asociación de Mujeres Campesinas de Asturias, que les hizo entrega de uno de los trabajos del que se sienten más satisfechas como asociación, el libro “Sabores y Saberes de las Mujeres Rurales Asturianas”.

La AMCA está orgullosa de todas las mujeres y socias que trabajan y viven en, para y para el medio rural asturiano; a todas les agradece el tiempo, entusiasmo y la gran profesionalidad que demuestran en su manejo empresarial y sobre todo, en saber transmitirlo de corazón a las compañeras de Gure Soroa, a quienes esperan poder visitar cuando la temporada de trabajo afloje la presión y les permita devolver esta agradable visita, para poder compartir su enriquecedora experiencia empresarial y seguir aprendiendo de nuestras amigas alavesas y del valor del asociacionismo entre las mujeres.