Carmen Quintanilla aborda la situación de las personas mayores en el medio rural

0
387

La presidenta nacional de AFAMMER y miembro de la Plataforma de Mayores y Pensionistas (PMP) ha intervenido en la jornada “Hacia un modelo de Mayor, Coordinación Sanitaria y Social por las personas más vulnerables” organizada por Ilunion y el Grupo Social Once en la Confederación Empresarial de Navarra.

Carmen Quintanilla ha intervenido en la mesa sobre personas mayores moderada por Ignacio Murillo, periodista de Navarra.com en la que también han participado Pedro Carrascal, director de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes y Mariluz Sanz, presidenta de CERMIN.

Durante su intervención Quintanilla abordó las especiales circunstancias que rodean a los mayores del medio rural, “el mayor aislamiento geográfico, la falta de infraestructuras y servicios, y la ausencia de jóvenes dificulta el día a día de las personas mayores dependientes en las zonas rurales”, y también ha debatido sobre el futuro modelo de atención sanitaria.

“Hay que impulsar lo antes posible la Estrategia Nacional para acabar con la Soledad no deseada”, y hace un llamamiento para reorientar los más de 4.000 Centros Socioculturales que hay en todo el país para que se conviertan en una herramienta esencial contra la soledad, convirtiéndose en lugares de encuentro intergeneracional pero para ello añade, muchos de estos centros tienen que cambiar su enfoque, organización y actividad.

La realidad de las personas mayores en el medio rural

Quintanilla que a su vez es vicepresidenta de la Unión Europea de Mayores, señala que los mayores del medio rural no tienen la misma prestación de servicios sociales que en las zonas urbanas. “Tan solo el 20% de los mayores del medio rural conocen los servicios de tele-asistencia en comparación al 60% de los que residen en el medio urbano”.

Por este motivo insta a un claro compromiso de las administraciones públicas para que den cumplimiento a la Estrategia Europea de Cuidados para aumentar el acceso  servicios asistenciales de calidad tal y como plantea la Comisión Europea.

Y añade que la despoblación va unida al envejecimiento y a la masculinización del mundo rural. “La mejor herramienta para combatir la despoblación es generar empleo, por ello en la Estrategia Europea de Cuidados  tenemos la mejor hoja de ruta para trabajar pues se habla de la necesidad de otorgar servicios asistenciales de alta calidad que sean universales y cercanos, pero también se habla del cuidador, y los cuidados principalmente recaen en las mujeres”.

En este sentido señala que las desigualdades de género en materia de conciliación son todavía mayores en el medio rural. “Las mujeres rurales dedican 2 horas y 7 minutos más que los hombres a las tareas del hogar y los cuidados, lo que provoca que lleguen a la vejez en peores condiciones y con una pensión media mucho menor al no haber trabajado durante su juventud por tener que encargarse de los cuidados de las personas mayores o dependientes”.

Así mismo destaca: “los mayores no somos vulnerables: somos mujeres y hombres mayores que tenemos una edad. Posiblemente empecemos a ser vulnerables cuando tengamos algún tipo de dependencia”

La soledad no deseada afecta especialmente a las mujeres rurales

La presidenta nacional de AFAMMER considera que el problema de la soledad no deseada es uno de los mayores retos a abordar para la sociedad.

“Más de dos millones de personas mayores de 65 años viven solos en España, y el 71,9% son mujeres (1.465.000), mujeres que en su mayoría superan los 85 años (el 42,7%) y que a parte de vivir solas tienen dificultades para caminar y salir de su propia casa, y que además tienen pensiones muy bajas”.

Por último, Quintanilla ha agradecido a Iñigo Alli, CEO de Social Impact por invitarla y por generar un debate necesario para la sociedad.