Elvira Menéndez: “La mejora de las comunicaciones es indispensable para fijar población”

0
141

La Covid-19 ha despertado un interés por el mundo rural. Una atención a lo rural que ha pasado del desprecio por lo ‘pueblerino’, la falta de la calidad en los servicios o las pocas oportunidades laborales a una sublimación de lo rural, donde se corroboró que es más sencillo y seguro combatir una pandemia. Pero el medio rural siempre ha estado vivo aunque haya pasado desapercibido. Siempre ha contado con gente comprometida, trabajadora e imprescindible para sus pobladores. Mujer y alcaldesa, un binomio que hace décadas era casi impensable y que en pleno siglo XXI ha logrado abrirse camino en un terreno en el que la igualdad ha ido dando tímidos pasos de gigante y que ha sido conquistado, poco a poco, por alcaldías con nombres de mujer. Asturias cuenta con 22 alcaldesas sobre un total de 78 ayuntamientos. La socialista Elvira Menéndez fue la primera alcaldesa elegida democráticamente en Santo Adriano en junio de 2019. Termino municipal que cuenta con 290 habitantes divididos en 18 pueblos -9 parroquias- dispersos en 25 kilómetros cuadrados: “muchos son aldeas altas con muchas necesidades que cuando hay temporales siempre repercute en algo”. Su reto es importante y su mandato no ha comenzado ni fácil ni tranquilo. A pesar de llegar al Consistorio con los objetivos marcados, potenciar y mejorar la Senda del Oso y el desfiladero de Las Xanas como recursos turísticos y nicho de empleo para favorecer el sector turístico, mejorar y ordenar el sector forestal y el mantenimiento y mejora de infraestructuras públicas, a los 9 meses de andadura se tuvo que enfrentar al Estado de Alarma y a todo lo que ello conlleva: la paralización del sistema. “Tengo ilusión. Intento hacerlo lo mejor que puedo. De momento no veo ningún obstáculo pero en estos tiempos de crisis sacar los proyectos adelante está siendo difícil”. Difícil, pero no imposible para la regidora que a pesar de las trabas no se ha visto mermado su propósito de que Santo Adriano tenga un futuro mejor. Natural de Morcín, lleva 40 años afincada en el municipio santadrín.

El esfuerzo y el tiempo que se necesita para atender la alcaldía de un pequeño municipio, como son la inmensa mayoría de Asturias, es un hándicap. Está disponible las 24 horas al día, “en concejos tan pequeños hay que estar al pie del cañón, atendiendo las necesidades de los vecinos a cualquier hora”. Asimismo,  las labores de limpieza consistoriales e incluso iluminar la época navideña para sus vecinos son tareas que no se le ponen por delante. “Hay que hacer de todo. No podemos permitirnos el lujo de pagar para que se hagan estos trabajos. Casi tenemos más gastos que recaudación”.

-¿Qué iniciativas se han conseguido iniciar o llevar a cabo?

-Hay proyectos que sí se han retrasado por la Covid, pero en materia de comunicaciones se va a comenzar ahora con la mejora de la salida a Sabadía, Tuñón, a la general de Trubia-Puerto Ventana que está en muy mal estado, y también la salida de Villanueva que necesita reparación urgente. No se pudo hacer este año que salió. Todas estas mejoras son con ayuda del Gobierno regional porque somos un Ayuntamiento muy pequeño con muy pocos recursos.

-¿Qué necesita el concejo?

-Por necesitar, necesita muchas cosas pero para mí lo esencial es la mejora de los servicios de transporte. Tenemos línea de autobús para Teverga y Quirós pero a unas horas que para los vecinos no son nada útiles. Aquí, al estar tan cerca de Oviedo, lo idóneo sería acercar el TUA -Transportes Unidos de Asturias- a San Andrés. A los estudiantes de la Universidad les vendría muy bien. La mejora de las comunicaciones es indispensable para fijar población. No pedimos que pasen cada hora pero sí más regularmente.

-¿Se ha hecho algo al respecto?

-Sí. Ya me he puesto en contacto con el Centro de Transportes y el Ayuntamiento de Oviedo.

-¿Hay cabida para el emprendimiento?

-Con el Centro de Empresas Villa Tecnológica El Sabil, el Ayuntamiento, coordinado desde la Agencia de Desarrollo Local, tiene el objetivo de fomentar el desarrollo de la actividad socioeconómica ofreciendo espacios y asesoramiento para la puesta en marcha de empresas o la consolidación de las mismas. Tenemos emprendedores como Hidromiel Zángana -cerveza con miel-, un despacho de abogados y acaba de abrir una escuela de baile. A raíz de la Covid-19, ha venido mucha gente joven al concejo, sobretodo a Villanueva, con ganas de emprender. Aquí el teletrabajo es viable, hay buena conexión a Internet. Solo nos queda extender la cobertura hasta el pueblo de Dosango, pero ya estamos en ello.

-Entonces,  tras el Estado de Alarma del pasado marzo ¿se ha visto incrementado el censo con nuevos vecinos?

-Sí. Somos uno de los municipios que estamos creciendo. No solo se quedaron vecinos que tenían aquí una segunda residencia sino que se afincaron aquí personas jóvenes que trabajan desde casa.

-En la gestión de la Senda del Oso, ¿se ha llegado  a un acuerdo entre los ayuntamientos por los que transcurre?

-Estamos en ello. Santo Adriano no tiene capacidad para afrontar su gestión. La solución sería la mancomunidad, pero en estos momentos estamos en proceso para disolverla. Creo que los 4 concejos -Teverga, Proaza, Quirós y Santo Adriano- debemos estar de acuerdo para mantenerla lo mejor posible. Este verano tuvo gran afluencia. Se debe potenciar.