Natalia González, alcaldesa de Candamo: “Hay que estar aquí por ilusión”

0
425

Mujer y alcaldesa, un binomio que hace décadas era casi impensable y que en pleno siglo XXI ha logrado abrirse paso en un terreno en el que la igualdad ha ido dando tímidos pasos de gigante y que ha ido conquistando en Asturias, poco a poco, 22 alcaldías sobre el total de los 78 ayuntamientos. Natalia González (PSOE) dirige el Consistorio de Candamo desde 2015. Sucedió al también socialista José Antonio García Vega, quien ganó las elecciones en 1993 manteniéndose como regidor 22 años. El reto, importante: “tengo un perfil totalmente distinto a mi antecesor, que llevaba aquí más de dos décadas. Tenía la duda de que estos cambios pudiesen perjudicar al partido al que represento”. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Triunfó con mayoría absoluta convirtiéndose así en la primera mujer en liderar el Ayuntamiento candamín en democracia y revalidó su mandato en los últimos comicios “con mejores resultados aun”. Rompió los roles de género al otorgar las carteras de Urbanismo y Cultura: “Las grandes competencias antaño se asignaban a hombres dejando para la mujer la que creían menos relevante. Yo las destiné a quien creía mas competente motivada por los años de experiencia como edil”. Recuerda que, su actual teniente alcalde, Gustavo Blanco, “es quien impulso junto conmigo el lenguaje no sexista en este Ayuntamiento. Tengo la suerte de tenerle en el Equipo de Gobierno y aprender mucho de él” dada su experiencia y edad.

Esta Filóloga de profesión, que compagina la labor de primer edil con la docencia en el Instituto de Educación Secundaria de Corvera, llega a la política activa en 2003 ocupándose mayoritariamente de la concejalía de Bienestar Social. Una época que recuerda como “muy gratificante. Tuvimos la suerte de impulsar proyectos muy importantes como el programa Rompiendo Distancias, que es fundamental para los mayores de los concejos rurales, o la construcción de una nueva residencia de ancianos”. Asimismo, “se potenciaron los planes concertados de Servicios Sociales, se empezaron a gestionar las partidas de Emergencia Social y el apoyo económico del salario social”. Todo ello, fomentando a su vez la participación infantil. Cuidando al máximo lo que González denomina como “temas trasversales de la política social: Mayores, infancia e igualdad”.

La clave del éxito: “la ilusión. Hay que estar aquí por ilusión. Tener proyectos en la cabeza y ganas de sacarlos adelante en pro de los vecinos”. Natural de Grado, su vinculación con Candamo comenzó a los 8 años. A sus 49 años, “no se imagina viviendo ni criando de sus dos hijas, nacidas aquí, en otro lugar” que no sea Grullos. Por eso, “todos mis esfuerzos de trabajo los dedico para que este concejo sea mejor. Lo hago con mucha satisfacción y con mucha intensidad”.

-De los proyectos que han sacado adelante en estos últimos años, ¿cuáles destacaría?

-Cuando empezamos la campaña de 2015 visitamos todos los pueblos y recorrimos una a una todas las casas repartiendo nuestro programa electoral y escuchando las peticiones y necesidades de los vecinos. Fueron 15 días agotadores pero en el ambiente se respiraba la ilusión que teníamos por el cambio y dar un impulso de nuestro municipio. Lo que nosotros detectamos en ese contacto tan cercano con la ciudadanía fueron las dos grandes necesidades, que pueden parecer banales, pero para nuestros vecinos muy importantes: La conectividad, con el despliegue de la fibra que hoy es una realidad, y agua de calidad. La red subterránea por la que discurre el agua de Candamo está totalmente saneada y está en continúa mejora. Sin que estos sean dos grandes proyectos si son nuestros mayores logros porque se solventaron las principales carencias solicitadas por los candaminos.

-¿Y las iniciativas más recientes?

-El cambio a la tecnología led. Fuimos el primer concejo de Asturias que tuvo la luz pública con tecnología led, optando a los proyectos del Instituto para la diversificación y Ahorro de Energía (IDEA), adscrito al Ministerio de la Transición Ecológica de España. Tenemos todo el alumbrado externo y el interior de los edificios municipales desde hace dos años, lo que nos supone un ahorro de unos 70.000 euros anuales.

-En cuanto a infraestructuras y comunicaciones, ¿Qué necesita el concejo?

-Una de las grandes e intensas reivindicaciones desde 2015 es la reparación AS-237 Grado-Avilés. Por fin, este año vemos en los presupuestos regionales casi medio millón de euros para abordar  su rehabilitación en un proyecto plurianual. Esta vía ha sido la salida natural de Candamo a Avilés toda la vida. Somos cuatro los concejos afectados pero por Candamo es por donde más distancia transcurre y nos vertebra de arriba abajo. A partir de la redacción del proyecto y primeras actuaciones, que es lo que cubre la partida inicial, esperamos que el compromiso del Principado continúe. No es lógico que si un candamín quiera ir a Avilés tenga que hacerlo por Soto del Barco `por el mal estado de la infraestructura si desde aquí estamos a 15 minutos.

-¿Y la AS-236 que enlaza Pravia con Candamo?

-Su rehabilitación también es muy necesaria pero está en mejor estado que la AS-237, abandonada durante 27 años y que tiene mucho más tránsito.

-¿Estas mejoras ayudarían a fijar población?

-Sin duda. No podemos pretender revitalizar en medio rural si carece de servicios de calidad. Tenemos que vivir en los pueblos con las mismas prestaciones que las grandes ciudades.

-En su concejo, ¿Hay cabida para el emprendimiento?

-Hay mucho que hacer en el sector agrario y forestal. De hecho, dos de las grandes empresas existentes en Candamo son viveros: Viveros Candamo y Los Molinos, y son un referente que además crean puestos de trabajo en temporada. Están dirigidas por personas que nacieron aquí, viven aquí y vieron el nicho de mercado aquí. La riqueza está ahí. Por eso, abogo por la concentración parcelaria y de la masa forestal porque creo que el futuro del campo pasa por este tipo de actuaciones.

Por otro lado, cuando se extienda la fibra definitivamente, que ya es una realidad, puede haber una mayor oportunidad de negocio. Ya tenemos una nutricionista que trabaja desde casa vía Instagram.