Quintanilla destaca la importancia de la mujer rural en la recuperación del turismo post-covid

0
299

La presidenta nacional de AFAMMER, destaca el papel fundamental que juegan las mujeres rurales en la recuperación del turismo post-covid, en el Seminario Internacional de Estudios Europeos (EZA) organizado por Fidestra en Portugal con la contribución de la Unión Europea en el que también ha participado el ex ministro de Solidaridad, Trabajo y Seguridad Social de Portugal, Luis Pedro Mota Soares.

El objetivo de este seminario es abordar el impacto que la pandemia del coronavirus ha tenido en el empleo del sector turístico y abordar las diferentes estrategias para su recuperación.

Quintanilla considera que el turismo rural y el ecoturismo son claves en la recuperación del sector, por ser modalidades de turismo más acorde a las necesidades y demandas de los viajeros en la coyuntura que ha marcado la pandemia del coronavirus.

“La mirada hacia lo rural que nos ha traído el COVID ha propiciado que los turistas valoren en mayor medida las características de un entorno natural privilegiado y sin aglomeraciones que cuenta con espacios para el ocio y el deporte al aire libre”, señala.

Así mismo, señala que el 56,5% de los alojamientos rurales en España están en manos de mujeres y que muchas de esas casas las ha puesto en marcha alumnas que se han formado previamente con AFAMMER durante los casi 40 años de existencia de la entidad no gubernamental.

“En AFAMMER siempre hemos tenido claro que el emprendimiento femenino es vital para evitar que nuestras zonas rurales se sigan despoblando, por ello fuimos pioneras a la hora de acercar la formación a los pueblos para que las mujeres pudieran formarse sin salir de su municipio y en formación online cuando internet apenas comenzaba a extenderse en nuestras zonas rurales”, afirma.

En este sentido destaca la plataforma Turisabor, creada por AFAMMER para la promoción de Productos Locales en el Entorno de los Espacios Naturales a través del Turismo.

“Turisabor nació en el año 2015 para fomentar más iniciativas de desarrollo local lideradas por mujeres relacionadas con los espacios naturales”, destaca.

Y señala que la alta demanda de estos cursos demuestra la importancia de impulsar a nivel europeo más acciones que favorezcan el autoempleo de la mujer rural.

“Con ello no solo ayudamos a las mujeres rurales, también al desarrollo económico y sostenible de las zonas rurales y al desarrollo sostenible y medioambiental de los espacios naturales protegidos”, justifica.

Quintanilla también ofreció los resultados del estudio que AFAMMER realizó para analizar las consecuencias y las perspectivas de futuro en el empleo rural femenino tras la pandemia del coronavirus.

En este sentido, destaca que el 100% de las empresarias del sector de la diversificación de actividades en el medio rural manifiestan haber visto reducida su facturación durante los meses más duros del confinamiento. Pero matiza que en los meses de verano, cuando se abrió la movilidad y la incidencia de contagios era más baja, el turismo rural se convirtió en la opción más demandada frente al turismo de playa.

“Aunque todavía no hemos conseguido salir de esta terrible pandemia, es necesario apoyar al sector turístico para que pueda seguir trabajando y ofrecer un turismo seguro tanto para los consumidores como para los habitantes que residen en estas zonas”, puntualiza.