Carmen Quintanilla aborda los retos del emprendimiento rural en la X Edición de Startup Olé

0
680

Carmen Quintanilla, presidenta nacional de AFAMMER, ha participado en la mesa sobre Innovación y Emprendimiento Rural – igualdad de oportunidades  enmarcada  en  la  X  edición  de la  Startup Olé celebrada en Salamanca con el apoyo financiero de la Unión Europea.

La mesa ha estado moderada por Elisabeth Rojas, directora de MuyPymes y junto a Quintanilla han participado Mila Marcos, diputada del PP en el Congreso; Sandra Novo, fundadora y CEO de Sostenibles Network y Sandra Cerrada, presidenta de AJE Madrid.

La situación del emprendimiento de la España Rural

Quintanilla ha destacado que en los últimos años se ha producido un ligero aumento del emprendimiento en el medio rural, pero que la tasa de emprendimiento sigue siendo baja en relación a las zonas urbanas.

La presidenta nacional de AFAMMER hizo referencia al informe sobre emprendimiento y actividad empresarial de la Fundación Globalcaja que señala que el 23,7% de las personas emprendedoras en España reside en zonas rurales.

“En 2020 el 51,3% de las emprendedoras en zonas rurales eran mujeres frente al 48,7% de hombres”, afirmó haciendo referencia a los datos reflejados en la Radiografía del emprendimiento en España financiado por Google for Startups.

Joven y sobradamente preparada: retrato de la mujer rural emprendedora

“En estos momentos en el medio rural contamos con la generación de mujeres mejor formada de la historia, por eso, no es de extrañar que cada vez haya más jóvenes con intención de impulsar nuevos emprendimientos en el medio rural”, afirma.

Quintanilla destaca el importante papel “de las madres y abuelas rurales que les han inculcado la importancia de formarse para tener las oportunidades y el futuro que ellas no han podido tener”.

Y destaca el hecho de que el 35% de las emprendedoras rurales tienen entre 35 y 44 años, mientras que el resto supera los 45 años.

Así mismo, pide que desde las administraciones se sigan impulsando planes concretos para fomentar el emprendimiento en el medio rural, en especial de las mujeres rurales.

Y resaltó la importancia de aprovechar la capilaridad de asociaciones como Afammer “que conocen el terreno y llegan donde la administración a veces no puede llegar”.

“Hemos formado a miles de mujeres que hoy han creado puestos de trabajo estables en sectores de diversificación rural. Hoy el 63% de las casas de turismo rural están dirigidas por mujeres, y muchas de ellas lo han hecho tras formarse con nosotras”, ha puntualizado.