FADEMUR pide en el Senado que se dé voz a la España vaciada en la toma de decisiones

0
219

“La España vaciada no será callada”. Estas palabras resonaron en Madrid el 31 de marzo de 2019 gracias a miles de personas que acudieron desde sus pueblos a la capital para participar en la Revolución de la España vaciada. Su objetivo entonces era poner la España rural en la agenda mediática y sus problemas en la agenda política. Y es que en las zonas rurales solo vive el 15% de la población y, tal y como denuncian, “con la excusa de ser pocos se nos restan derechos”.

Coincidiendo con el segundo aniversario de esa fecha, se ha presentado en el Senado el ‘Estudio de percepción de los avances realizados en la España Despoblada desde el 31 Marzo de 2019’. Se trata de un documento que recoge la voz de numerosos colectivos rurales, incluido FADEMUR, sobre la evolución de esta problemática durante los últimos dos años.

En esta presentación en el Senado ha participado la presidenta de FADEMUR (la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales), Teresa López López. En la cámara alta, López ha apuntado que “ha sido un período de luces y sobras”. De esta forma, López ha explicado que se ha avanzado mucho en cuanto a visibilidad del problema en los medios de comunicación. También ha señalado que las 130 medidas anunciadas por el Gobierno, y el presupuesto correspondiente, también suponen un paso muy positivo para dejar atrás el problema de la despoblación.

Sin embargo, para la presidenta de FADEMUR todavía hay muchas sombras en este aspecto, especialmente “cuando se siguen tomando decisiones que nos afectan a quienes estamos en el territorio sin tener en cuenta nuestra voz”, ha denunciado en relación a los recortes de servicios fundamentales que se siguen produciendo (escuelas, líneas de transporte público, centros médicos, etc.).

Las mujeres, las principales desplazadas

Las mujeres rurales son las principales afectadas por los recortes de servicios en el medio rural. Son ellas quienes suelen asumir con su trabajo, normalmente invisible, la ausencia de estos servicios. Esto, sumado a que tienen menores oportunidades de acceder al mercado laboral de los pueblos, provoca que las mujeres rurales emigren en mayor número a las grandes urbes.

Durante su intervención en el acto, la ministra de vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha expuesto los datos que explican esto: “Sólo en esta última década el saldo de mujeres que han dejado los pequeños municipios supera las 90.000. Y el de hombres 44.000. En jóvenes incluso se incrementa”.

Es por ello que la presidenta de FADEMUR ha terminado su intervención ante los representantes políticos pidiendo que “el Plan de medidas ante el Reto demográfico tenga el efecto que la España despoblada, y en particular sus mujeres, demandamos y nos merecemos”.