María Amor Álvarez, alcaldesa de Teverga: “Necesitamos emprendedores”

0
509

A finales del pasado mes de enero, después de tres días de trabajos de excavación en el cementerio de Fuendejalón, Zaragoza, fueron hallados y exhumados los restos mortales de quien fue la primera alcaldesa de España: María Domínguez Remón. Lo fue del núcleo rural aragonés de Gallur, tras la dimisión en pleno de la corporación y acordar el gobernador civil que era la persona idónea para dirigir la comisión gestora que se hizo cargo del Ayuntamiento local. Domínguez ostentó el cargo entre julio de 1932 y febrero de 1933 y fue fusilada por las tropas sublevadas en septiembre de 1936 a los cincuenta años de edad. Avanzada a su tiempo, entre sus gestiones como primera edil, a lo largo de tan solo cinco meses, creó bolsas de trabajo para paliar el desempleo, promovió una escuela unitaria de niños y niñas y adecuó las aulas contratando personal para que las labores de limpieza no recayeran en los alumnos o subvencionó sacos de carbón para que éstos no tuviesen que cargarlos desde sus casas y calentarse en el aula. A falta de corroborar su identidad con el ADN de sus descendientes, ésta también maestra inició el camino ante la igualdad en un país marcado arduamente por el patriarca y en el que la capacidad femenina estaba totalmente invisibilizada: “la mujer, en la nueva sociedad, gozará de todos los derechos, al igual que el hombre, y se verá en pie, la frente erguida y con dignidad”, escribió. Estamos en ello, aunque quede aún camino por andar y haya demasiados escaños y cargos políticos ocupados por rostros masculinos abría así el camino al progreso. Mujer y alcaldesa, un binomio que hace décadas era casi impensable y que en pleno siglo XXI ha logrado abrirse paso en un terreno en el que la igualdad ha ido dando tímidos pasos de gigante y que ha sido conquistando en Asturias, poco a poco, 22 alcaldías sobre un total de 78 ayuntamientos. María Amor Álvarez (IU) dirige desde 2015 el Ayuntamiento de Teverga.

Hija del primer alcalde de la democracia tevergano, Ramón Álvarez -que gobernó cuatro años con el Partido Comunista-, lideró el cambio tras 32 años de gobierno socialista con el respaldo del Partido Popular, “grupo que también percibía la necesidad de un cambio en el municipio”. En los pasados comicios, revalidó su mandato con mayoría absoluta: “es un gran orgullo ver que el esfuerzo, el trabajo, la seriedad y la transparencia de nuestro equipo de Gobierno se reconoce y es respaldado por los teverganos”. Y es que, la política de partidos se diluye en los pueblos, lo realmente importante es quienes lo habitan. “La política supone mucha implicación. Tienes que creer en lo que haces y que eso sirva para algo. El día que piense que no es así, o que llegue al límite de no poder hacer cosas nuevas y luchar por mi concejo, no dudaré en hacerme a un lado”, subraya. Está disponible las 24 horas al día: “cuando te implicas es difícil separar tu vida personal con la política. Para mí la cercanía a los teverganos es muy importante. Creemos en la atención directa, estar abiertos a sus necesidades”. Su lucha se centra en atraer población, empresas y potenciar el emprendimiento. Para ello, cree fundamental extender la fibra óptica por todo el término municipal.

-¿Qué le animó a ponerse al frente de su municipio?

-El hecho de que mi padre hubiese sido alcalde despertó mis inquietudes políticas. En 2011, comencé como concejal y vi la necesidad de cambio que necesitaba el Ayuntamiento sometido a 32 años de gobierno socialista. Para mí, cuando un partido lleva liderando el Consistorio por un periodo tan largo de tiempo se crean situaciones de malas prácticas. Además, se percibía un gran alejamiento con los ciudadanos.

-¿Cómo se saca adelante un Ayuntamiento tan pequeño?

-Con dificultad y sacrificio. Tenemos un presupuesto limitado, de un millón y medio de euros, y heredamos del anterior equipo de gobierno una deuda que alcanzaba el millón que vamos arrastrando. No obstante, conseguimos, administrando al detalle los pocos recursos que tenemos, llevar a cabo proyectos de saneamiento y mejora de carreteras y alumbrado público en los pueblos, iniciativas de adecuación de pistas a brañas ganaderas y el cambio de ubicación del parque infantil en San Martín. Todo ello, sorteando los problemas que surgen día a día.

-En cuanto a infraestructuras y comunicaciones, ¿qué necesita el concejo?

-Además de continuar con la reparación de carreteras, caminos y pistas, Teverga necesita una buena conexión a Internet. Desde 2015, es nuestro caballo de batalla porque entendemos que es fundamental para asentar y atraer población. Conseguimos llevar la fibra a los núcleos de mayor población pero aun no extenderla por los pueblos. Esta es nuestra gran lucha porque sin una buena comunicación estamos fuera del mapa. Estamos trabajando en ello y esperamos que en esta legislatura pueda quedar solventado. Si queremos darle valor al medio rural y fomentar el arraigo es fundamental dotar a nuestros vecinos de unos servicios de calidad, y ahora es el momento. Tras el Estado de Alarma ha cambiado la percepción. Antes lo rural tenía una connotación peyorativa.  Ahora, a raíz de la pandemia, se empieza a valorar y asociar a una mejor  calidad de vida.

-¿Hay cabida para el emprendimiento?

-Remontándonos a la época de la minería, Teverga es tierra de emprendedores. Contamos con gente joven que apuesta por el medio rural pero necesitamos más emprendedores que perciban  el nicho de mercado que hay en el cultivo ecológico, la producción de carne y en el aprovechamiento de los recursos forestales. El Turismo es  muy importante, y puede dar lugar a nuevas formas de emprendimiento para continuar generando riqueza. Necesitamos que desde la Administración central y autonómica se preste una mayor atención a los pueblos y a sus necesidades.

-En cuanto a la mujer, ¿qué salidas profesionales tiene?

-Las mujeres pueden tener las mismas salidas profesionales que los hombres. Históricamente, aunque de manera más invisibilizada, ha hecho de todo, ha sido el pilar fundamental de la familia y la economía.

-En materia de conciliación, ¿qué ofrece el municipio?

-Disponemos de residencia de ancianos y la escuela de 0 a 3 años con una atención muy personalizada pero soy consciente de que en materia de conciliación nos queda mucho que trabajar.