Marta Alonso, alcaldesa de Ponga: «El medio rural necesita servicios óptimos»

0
217

La política de partidos se diluye en los pueblos, lo realmente importante es quienes lo habitan. Fue la primera alcaldesa elegida democráticamente en Ponga. Está siempre disponible. Hablamos mientras sostiene a su niña de siete meses en brazos para que deje de llorar. El esfuerzo y el tiempo que se necesita para atender la alcaldía de un pequeño municipio, como son en la inmensa mayoría de la provincia, es un hándicap. Marta Alonso nació en Madrid. Durante 24 años vivió allí, pero su raíz pongueta le permitió asimismo vivir en el medio rural en periodos no lectivos, recuerdos que le han traído de vuelta a Viegu hace 13 años: “la calidad de vida que te da el medio rural no te lo da ninguna zona urbana. Solo se necesitan servicios óptimos”. En 2015 se convirtió en regidora y desde entonces se embarcó en una intensa e incesante lucha para que Ponga “tenga futuro. Cuando haces algo bueno para el municipio, lo estás haciendo para tu gente. Me gustaría que mi hija pueda ver el Ponga que veo yo, con futuro”. El concejo cuenta con unos 600 habitantes, repartidos por 18 núcleos en 205 kilómetros cuadros. El reto, es importante.

-¿Qué necesita Ponga?

-Sobretodo infraestructuras que permitan fijar población, que faciliten ejercer no solo la ganadería y el turismo, que son los principales sectores económicos del municipio, sino que puedan desempeñar otro tipo de actividades para que así, nuestros vecinos, se queden en el municipio.

-¿Qué tipo de infraestructuras?

-En telecomunicaciones, que permitan gestionar el trabajo desde un ordenador, para que se pueda teletrabajar. Además, también ayudaría a abrirse al mundo a los negocios locales, algo que hoy en día es de suma importancia. Ponga es uno de los concejos que se denomina de zona blanca. Es decir, que no tienen cobertura ni para teléfono ni Internet. Asimismo, a nivel de carreteras. Tenemos dos carreteras que están en muy mal estado y, en el resto habría que hacer algunos arreglos que puedan subsanar problemas que puedan llegar a tener. Hay personal que se niega a hacer la ayuda a domicilio y la gente tiene derecho a estar en sus casas. Si nosotros no somos capaces de dar esos servicios se acabarán yendo. Así, los pueblos se mueren.

-En cuanto a los servicios que ofrece el municipio…

-Para todos los servicios que se necesitan para la vida diaria, como gasolinera o tienda de comestible -sí hay servicio de camiones tienda-, hay que desplazarse al núcleo más cercano que es Cangas de Onís. No tenemos transporte, salvo una línea que coincide con el transporte escolar pero hay pueblos que ni tan siquiera tienen esa opción.

-¿Hay cabida para en emprendimiento?

-Sí, pero no hay quien emprenda. Hay oficios que no necesitan de un espacio físico, como fontanero o electricista, que podrían ejercer su profesión desde el municipio, por poner algún ejemplo.

-Y para la mujer, ¿existen salidas profesionales?

-Siendo una mujer emprendedora, que tenga iniciativa, creo que aquí puede tener cualquier salida profesional que se proponga. Nosotros dependemos del Leader del Oriente y el año pasado hubo una solicitante. A día de hoy, hay varios proyectos encima de la mesa que desde el Ayuntamiento recibirán todo el apoyo para que salgan adelante.

-Dice que no están trabajando solo de cara a la mujer sino de cara a la familia. ¿A qué se refiere?

-Trabajamos en atraer personas, familias, que puedan venir a vivir aquí y ofrecerles la conciliación familiar. Una de las medidas más importantes en las que estamos trabajando, y que ya tenemos la aprobación de la Consejería de Educación, es la escuela de 0 a 3 años.  Para el Ayuntamiento es muy importante su apertura porque además de fuente de empleo supone una vía para mantener la escuela que tenemos -Educación Infantil y Primaria-.

-¿Cómo ve el futuro?

-Como no se tomen medidas reales, no en papel, vamos por muy mal camino. No podemos fomentar la vida en el medio rural cuando no se les están dando los servicios mínimos. No podemos atraer población cuando hay ciertas carencias que deberían ser subsanadas de inmediato. Si queremos mantener la población en el medio rural lo que hay que hacer es invertir, y el problema es que muchos de los que asumen estas diligencias nunca han vivido en el medio rural y eso se traduce en trabas burocráticas. Solo se necesitan servidos óptimos.

-¿Por ejemplo?

-Algo tan simple como la cobertura telefónica. En mi concejo existen muchas zonas sin cobertura donde los vecinos  ni tan siquiera puedan dar aviso al servicio de emergencias en caso de accidente. Es verídico: una persona casi queda muerta en el monte porque no puedo llamar al 112, y eso no se puede permitir en pleno siglo XXI.